Más de 1.600 personas se animaron a cruzar límites en TEDxCórdoba

La octava edición del evento fue seguida por más de 85 mil usuarios a través de internet y las redes sociales.
Unas 1.600 personas en Plaza de la Música, y más de 85 mil usuarios que lo siguieron a través de internet, disfrutaron de un verdadero festival de ideas en la octava edición de TEDxCórdoba, a cargo de 14 oradores de nivel internacional que disertaron sobre diferentes temáticas.
Con la conducción de Agustina Vivanco (Cadena 3) y Diego Tabachnik (La Voz), el ciclo de conferencias cortas que se realiza en nuestra ciudad bajo licencia TEDx, fue tendencia también en las redes sociales durante la jornada. El programa especial “Zona de ideas”, conducido por Florencia Barzola (TEDx Córdoba) y Mariano Cardarelli (El Doce), que se transmitió vía streaming, reunió a oradores para conversar sobre las charlas y mostró toda la experiencia a lo largo de la jornada. Casi 400 chicos de diferentes escuelas, que participaron de la experiencia Clubes TED-Ed, también estuvieron presentes en el evento.
Los participantes de esta nueva edición establecieron una conexión única con los oradores que pasaron por el círculo rojo de Plaza de la Música: se emocionaron, rieron, se sorprendieron y reflexionaron.
Diego Guevara Sánchez y Herica, binomio de canicross, dieron inicio a la jornada. Diego logró fusionar sus dos pasiones, la actividad física y los perros, en una sola disciplina: el canicross. Junto a su perra Herica forman un equipo que participa de competencias locales e internacionales: “Al perro no le importa que no lo saques a pasear, no le importa que no le des de comer. Cuando llegues a tu casa él va a mover la cola, cuando llegues a tu casa conectate con ese amigo. Hoy cuando llegues a tu casa miralo a los ojos y vas a encontrar a un verdadero compañero de aventuras”.
El segundo orador fue Matthias Gallé, doctor en bioinformática, quien lidera un grupo de investigación de procesamiento natural del lenguaje. Su charla se volcó en el que, a su parecer, es el verdadero peligro de los avances actuales de la inteligencia artificial: “Estas computadoras poco inteligentes ya están afectando nuestras decisiones cotidianas e influenciándonos, sin que entendamos del todo las consecuencias. Si las computadoras van a aprender de nuestras huellas digitales, entonces también van a aprender todo el prejuicio que tenemos los humanos”.
Adriana Guraieb, psicóloga y psicoanalista, quien se dedica a aplicar las herramientas que le brinda su profesión a las prácticas sociales de la vida cotidiana, hizo hincapié en la mentira: “un mecanismo de defensa ante la angustia que despierta el temor a la pérdida de vínculos, de prestigio, de algo que no queremos perder. Ni todas las mentiras son tan malas, ni todas las verdades son tan buenas”.
María Fernanda Mora, quien trabaja actualmente en el Jet Propulsion Lab de la NASA consideró que “como la vida en la Tierra está muy avanzada, es difícil estudiar cómo empezó todo, pero al explorar otros lugares en los cuales la vida estaría menos avanzada o ya no existe, nos daría pistas para entender nuestro origen. Es casi como viajar en el tiempo”.
El primer bloque finalizó con la presencia del presidente la Fundación Ambiente y Medio, Sergio Federovisky. Conduce en la televisión abierta un programa que procura sembrar conciencia ecológica en la sociedad, y en su charla reflexionó: “El mundo funciona con una definición de progreso que atrasa. Cuando se señala que los responsables de una situación somos ‘todos’ es porque nadie quiere hacerse verdaderamente responsable, o pretende que el verdadero responsable quede oculto”.
Alumnos que participaron de Clubes TED-ED, una propuesta educativa que invita a adolescentes de todo el país a encontrarse con sus ideas, con eso que los apasiona y moviliza, con el objetivo de comunicarlas y generar mensajes transformadores. Agus Cornejo Pinti, Micaela Ludueña y Leonardo Bronstein, con sus respectivos profesores, fueron los referentes encargados de conmover al público con lo aprendido a lo largo de la experiencia.
A continuación, Pablo Giesenow, abogado y deportista adaptado, contó que el deporte le ayudó a sobreponerse a los daños corporales sufridos tras un accidente automovilístico: “Con la mentalidad y el sentimiento correcto, con el enfoque correcto, con trabajo constante y actitud positiva, podemos superar física y mentalmente cualquier desafío que se atraviese en nuestro camino”.
Luego fue el turno de Javier Rodríguez, fundador de “El Papagayo”, un restaurante cordobés con una propuesta gastronómica singular. Javier consideró que “las cosas hechas con ganas, cabeza y con un concepto claro, funcionan en cualquier lugar del mundo”. Y ofreció su premisa: “El Papagayo no es un restaurante, porque en este lugar tenemos la posibilidad de hacer lo que más nos llena en la vida, tratar de generar conexión. Y somos felices, haciendo felices a los demás”.
Seguidamente, Mara Balestrini, CEO en Ideas For Change y experta en Smart Cities, sostuvo que “el poder de los datos es fascinante. Con datos podríamos gestionar los procesos y los servicios nuestros de cada día de manera más eficiente, podríamos comprender, corregir, predecir y gestionar los procesos más complejos”. Además, destacó: “ante el enorme desafío que presenta la revolución de los datos, tenemos una nueva oportunidad para repensar qué ciudades queremos tener y qué sociedad queremos ser”.
Para cerrar el segundo bloque, subió al escenario Alejandro Orlando, quien cuenta con una amplia trayectoria como autor y actor: “Creo profundamente en la autoformación, porque depende pura y exclusivamente del deseo. Puedo asegurarles que yo desde el primer día le puse unas ganas desmesuradas y, lo poco que sé del teatro, lo aprendí viendo, leyendo, escribiendo, pero sobre todo haciendo teatro”. Y reflexionó: “Independientemente de lo que hagan, siempre está buenísimo hacer, porque si sale bien, vamos arriba, nos tomamos un vino y seguimos y si sale mal, no pasa nada, se aprende igual”.
El tercer bloque inició con la presencia de Rebeca Hawng, cofundadora y directora general de Rivet Ventures. En su charla, invitó a reflexionar acerca de la innovación tecnológica y a ser protagonistas de estos cambios: “El cambio es inevitable y está ocurriendo con mayor rapidez”. Enfatizó que, para ser protagonistas del cambio, se deben aplicar las estrategias de inspiración, contagio y adopción; porque “para la mente emprendedora, el cambio tiene una connotación positiva, con los cambios surgen las oportunidades de mejorar paradigmas tanto económicos como sociales”.
Laura Escudero, escritora infanto juvenil llegó para hablar de la poesía, porque considera que “la poesía, como el amor, no es sólo para unos pocos entendidos. Está ahí para quien la quiera. Es gratis. De efecto a largo plazo. Lo único que hay que hacer es entregarse con confianza, aunque uno no entienda del todo qué está pasando”.
Milena Zoledad Moreno, diplomada y profesora en Filosofía, se desempeña como docente desde hace 23 años. Durante su charla, puso especial énfasis en su experiencia en el aula: “Nuestros alumnos, se transforman con nuestra transformación, porque somos experiencia, y no pantallas que proyectamos un contenido. La pregunta en el aula fortalece la confianza y disipa el miedo; porque el aula es un espacio de preparación para la vida”.
Dando cierre al tercer bloque, se presentó Manuel Ortega, quien desde hace varios años emprende acciones para construir una sociedad más justa y, a su vez, se desempeñó como Director Ejecutivo de la Fundación Banco de Alimentos, logrando una perspectiva diferente de la realidad aparente: “Cuando nosotros entendemos las oportunidades que tenemos, primero somos un poco más felices. Pero cuando trabajamos en pos de aquellas personas que no las tienen, el mundo es un poquitito menos injusto”.
La jornada culminó a puro ritmo con la presentación de Jorge a Marte, una banda conformada por un grupo de amigos con grandes influencias del pop rock.