Alex Appella nació en Estados Unidos, en un pueblo muy pequeño en el este de Oregon, y llegó a Argentina en 1994 para investigar la historia de su familia. Empezó a encuadernar sus escritos y collages mientras vivía en un velero en Alaska, antes de llevar sus ediciones hechas a mano a las calles y plazas de Latinoamérica.

¿Cuánto lastima la discriminación? Esa es una de las tantas preguntas que Alex se hace cada día. En su charla, cuenta la historia de los integrantes de su familia, quienes emigraron desde Hungría antes y después de la Segunda Guerra Mundial para salvar sus vidas. La resiliencia de su tío abuelo János y la creatividad de Alex transformaron esa historia en un libro y en una biblioteca ambulante, un proyecto sostenido a través de crowdfunding que se traslada a escuelas de distintos países sembrando semillas.