Psicopedagoga y psicóloga Buenos Aires, Argentina

Desde 2006 trabaja con familias de bajos recursos en Añatuya, Santiago del Estero. Haciendo Camino, la fundación que dirige, cuenta con centros de desnutrición infantil, brinda asistencia en los barrios y buscar erradicar el hambre, consciente de que niños mal nutridos no logran desarrollar las capacidades intelectuales básicas para crecer con igualdad de oportunidades.

Catalina se mudó a Añatuya para acompañar personalmente a las familias que luchan contra el hambre y junto a su equipo ya está logrando un cambio sustentable en la calidad de vida de muchos. “Argentina puede ser un país diferente, todos tenemos que unirnos bajo un mismo objetivo”, dice. En los primeros 17 meses de proyecto, casi 200 chicos mejoraron en su diagnóstico de desnutrición o se recuperaron completamente.