«Todos queremos estar en el lugar del que levanta la copa, al que le hacen primero la nota, el que cobra más, esos lugares están para los elegidos, pero también hay otro nicho en el que vos podés ser un elegido, y hoy sin dudas apruebo más que nunca ser «el mejor peor jugador» «, dice Fabricio Oberto.
Integró la “generación dorada” de la selección argentina de básquetbol, que obtuvo medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, medalla de bronce en Beijing 2008 y la consagración con el subcampeonato del mundo en Indianápolis 2002.
Luego de su consagración deportiva, dio un giro en su carrera apostando a otra de sus pasiones: el rock. Actualmente lidera «Uneven», banda de estilo folk neogrunge.