Fabián Gómez (Piñón Fijo) se dedica al humor enfocado hacia el público infantil. Se lo suele catalogar como «payaso», pero él se empeña en aclarar, por respeto a los verdaderos payasos circenses, que no llega a serlo. Se vale de rutinas de mimo, canciones, malabares, magia y todo lo que tenga que ver con la recreación para divertir a niños y adultos.

Se destaca su talento como autor y compositor musical, habiendo producido varios discos, con canciones divertidas pero que también dejan grandes enseñanzas a los niños.
Comenzó como artista callejero, a fines de 1989 en su provincia natal, Córdoba, recogiendo las propinas que le dejaban los casuales espectadores. Piñón Fijo simboliza la fusión entre las bicicletas de niños y su filosofía de ir siempre para adelante.

Su repertorio de funciones es enorme: teatros, Luna Park, Canal 13 de Buenos Aires, festivales populares, etc. Incluso con gran éxito en otros países como Uruguay, Paraguay, España, Cuba, etc. También fue conductor del programa televisivo «Un sol para los chicos» producido por UNICEF Argentina, por cuatro años consecutivos (2003 a 2006) y participó de numerosas campañas solidarias junto a esa Institución.