Vivimos en una época que nos induce a pensar que la felicidad no sólo es un derecho sino también una obligación. Georgina Vorano reflexiona sobre cómo la compulsión a ser felices es una ilusión que se gesta también en las escenas pornográficas del cine, la pornoilusión.
Georgina es Psicoanalista lacaniana, promotora del ciclo Cine y Psicoanálisis de la Universidad Nacional de Córdoba e investigadora, Nos propone recuperar algunas ideas novedosas sobre cómo lidiar subjetivamente con la dictadura del placer.