La música refleja lo que somos como comunidad y puede tener un impacto poderoso en la manera en que nos relacionamos. Carli Jiménez lo descubrió a partir de la Escuelita de Cuarteto, un proyecto social que ayuda a niños en situaciones vulnerables.
Carli es músico, estudió Ingeniería de Sonido y trabajó como productor de espectáculos. Es hijo del popular cantante Carlos «La Mona» Jiménez. El cuarteto es una de las partes más importantes de su vida y una herramienta de trabajo social.