Liliana siempre estuvo interesada en las Ciencias Naturales. La lectura del libro sobre la vida de Marie Curie a sus 16 años fue inspiradora para la elección de su carrera. Es Bioquímica y Doctora en Bioquímica de la Facultad Ciencias Químicas (FCQ) de la UNC. Su postdoctorado lo realizó en la Louisiana State University, EE.UU. (1995-1996). En 2004 ganó el concurso de Becas a Extranjeros del Instituto Nacional de Drogas de Abuso de EE.UU. (NIDA/INVEST Fellowship), para trabajar en uno de los centros de referencia sobre neurobiología de la adicción. Actualmente, es Profesora de la FCQ, UNC, Investigadora CONICET y Vicedirectora del Instituto de Farmacología Experimental de Córdoba (IFEC-CONICET-UNC). Mantiene colaboraciones con investigadores de Francia, Alemania y EE.UU., sobre los mecanismos neurobiológicos de la adicción a opiáceos y psicoestimulantes. Ha sido mentora de diez estudiantes de doctorado y posee numerosas publicaciones internacionales en la temática.

La adicción a las drogas es una enfermedad del cerebro. ¿Cómo la ciencia puede ayudar a la terapéutica en pos de avanzar hacia un tratamiento efectivo? Liliana investiga los efectos del consumo de drogas y el estrés en el cerebro humano. Para ello estudia dos mensajeros químicos (neurotransmisores) particulares: dopamina y glutamato. Con su trabajo, busca entender el comportamiento del cerebro de un adicto y así poder ayudarlo.