Se recibió de Lic. en Publicidad y está terminando su postgrado en Marketing y Dirección Comercial. Desde hace mucho tiempo se siente un privilegiado, y aprendió a mirar la vida desde esa óptica. Ha trabajado en el tercer sector y colaborado en voluntariados universitarios desde los 18 años, tratando de contribuir a una sociedad más justa. Si hay algo que Manu aprendió en su vida, es a alejarse para mirar en perspectiva las cosas y darse cuenta de que nunca está todo perdido.

Siendo muy joven, Manuel descubrió que la desigualdad y la pobreza lo incomodaban. Desde entonces, fue capaz de reconocer sus propios privilegios y ponerse a trabajar incansablemente para lograr una sociedad más justa. Su más reciente experiencia, en el Banco de Alimentos de Córdoba, lo enfrentó con el hambre y la marginalidad. En esta Fundación trabajó colectivamente para redistribuir los alimentos aptos para el consumo que son desperdiciados por la industria alimenticia diariamente. En su charla nos interpela a accionar, a hacer algo para lograr una sociedad menos injusta.