La violencia de género es cada día más visibilizada en nuestra región y, a pesar de las resistencias, hay un colectivo creciente de mujeres que reclama por sus derechos. Jeka es una luchadora, una sobreviviente. A partir de su experiencia, se transformó en defensora de los derechos de las mujeres y en activista contra la violencia de género. Ella nos cuenta cómo el arte y la música jugaron un rol importante para volver a creer en sí misma y alzar la voz.

Jesica (Jeka por su nombre artístico) se sintió atraída por la escritura y la poesía desde temprana edad, pero descubrió su pasión por la música luego de que Fundación La Morera llevara talleres artísticos al barrio donde ella vivía con sus nueve hermanos y sus padres. Publicó su primer libro en 2015, llamado «El Diario de Jeka». Forma parte de la banda de rap «Flores del Desierto». Desde hace unos años trabaja como defensora de los derechos de las mujeres, y a través de su música visibiliza situaciones de violencia de género.